El masaje y la quiropráctica son la combinación perfecta

Por Martha Michael

El masaje y la quiropráctica son la combinación perfecta

Para muchos, una visita al spa se suma a una experiencia general de relajación y calma. Pero una combinación de masaje con quiropráctica es el mejor derroche en el cuidado personal.

Los dos tratamientos juntos crean una sinergia que supera sus beneficios individuales. Mientras que las terapias de masaje reducen la presión y aflojan los músculos y tendones, el cuidado quiropráctico mejora la función al mejorar el rango de movimiento y tratar el dolor.

¿Qué es la terapia de masaje?

Las ventajas de recibir un masaje van desde los músculos relajados hasta una actitud más optimista. Muchos clientes recurren a un masajista experto en preparación para las presiones diarias o al final de un día estresante.

Una lista de los posibles beneficios del masaje en el Mejor canal de salud el sitio web incluye:

  • Músculos relajantes
  • Mejorando la circulacion
  • Mayor flexibilidad en las articulaciones.
  • Estimular el sistema linfático.
  • Reducir las hormonas del estrés
  • Mejorando el tono de la piel

Además de esos beneficios físicos, los estudios muestran que la terapia de masaje puede contribuir a reducir la ansiedad y la depresión y mejorar el estado de alerta mental. Y hay efectos positivos en muchas formas de masaje, desde shiatsu y reflexología hasta tejido profundo y masaje sueco.

¿Qué es la atención quiropráctica?

La recuperación de una lesión ocurre más rápidamente cuando su sistema nervioso está funcionando a un nivel óptimo. Al incluir la atención quiropráctica en su régimen de atención médica de rutina, obtiene otro nivel de tratamiento natural para prevenir lesiones y mejorar el bienestar.

Su quiropráctico utiliza terapias manuales para mejorar la alineación de la columna que reduce la restricción de las articulaciones y ayuda a mejorar la función. El tratamiento, llamado ajuste quiropráctico, implica aplicar una presión suave en articulaciones espinales específicas para mejorar el movimiento, minimizar los síntomas dolorosos y maximizar la capacidad del sistema nervioso para combatir enfermedades.

Los beneficios de la atención quiropráctica incluyen:

  • Mejor funcionamiento del sistema inmunológico
  • Aumento de la circulación
  • Mayor flexibilidad
  • Rango máximo de movimiento

Su quiropráctico puede tratar lesiones específicas para reducir el dolor y recuperar la función, pero las visitas regulares a un quiropráctico sirven para mantener estos beneficios, que incluyen la reducción de la inflamación, un sistema nervioso más saludable y un estilo de vida más activo.

Una combinación de masaje y atención quiropráctica

El cuidado quiropráctico puede aprovechar los beneficios del masaje, que se dirige principalmente a las áreas de tejidos blandos. Un masajista puede aflojar ligamentos, tendones y músculos, mientras que un quiropráctico restaura la alineación de la columna, controlando así el dolor y mejorando la función. De hecho, un masaje es un buen precursor de una visita al quiropráctico, ya que reduce la restricción de las articulaciones, lo que facilita el trabajo del quiropráctico.

Los estudios demuestran que existen beneficios psicológicos tanto para el masaje como para la atención quiropráctica. La Universidad Nacional de Ciencias de la Salud tiene un artículo que promociona los efectos positivos de la terapia de masaje.

Los tratamientos que inspiran relajación también reducen la presión arterial y disminuyen la frecuencia cardíaca al tiempo que reducen los niveles de cortisol, la principal hormona del estrés del cuerpo. La Asociación Estadounidense de Terapia de Masaje afirma que los beneficios inmediatos son duraderos. El descanso que recibes durante una sesión también se extiende para mejorar el sueño nocturno.

La conexión cuerpo-mente crea un ciclo de bienestar cuando se combinan tratamientos de salud como masajes y atención quiropráctica. La ansiedad y la depresión están relacionadas con la presencia de dolores de cabeza, tensión muscular y rigidez, que pueden reducirse mediante tratamientos de bienestar. Cuando estos síntomas físicos persisten, amenazan su salud mental, lo que significa que el alivio que le brindan su quiropráctico y una hábil masajista puede afectar tanto su cuerpo como su mente.

Incluir la atención quiropráctica es una parte importante de cualquier rutina de atención médica. Pero si aún no es parte del movimiento de salud que ve el valor en un sistema nervioso en pleno funcionamiento y un sistema inmunológico optimizado, comprenda que los beneficios inmediatos que obtiene de los tratamientos de spa se vuelven más duraderos cuando agrega visitas regulares al quiropráctico a su horario.

La experiencia holística de relajación y mejora de la función de las articulaciones puede impulsar su bienestar físico y mental en general. Recibir un masaje es una forma eficaz de reducir el estrés y relajarse, pero la sinergia obtenida al agregar la quiropráctica proporciona el beneficio de efectos duraderos medibles. ¿Y qué podría ser un mejor regalo para ti?