Sintonícese para el verano con la quiropráctica: agradecimiento al maestro

Por Lana Bandoim

Sintonícese para el verano con la quiropráctica: agradecimiento al maestro

Si eres profesor y acabas de pasar la mayor parte del año calificando trabajos y preparándote para las pruebas estandarizadas, la idea de agregar más tareas a tu lista de tareas puede ser abrumadora. Sin embargo, esta tarea no requiere un bolígrafo rojo ni largas explicaciones. Maestros, consideren darse la tarea de visitar a un quiropráctico en The Joint Chiropractic. Los beneficios para la salud probablemente facilitarán el próximo año escolar.

Estrés y dolor ocupacional

Los maestros pasan horas de pie dando una conferencia frente a una clase. A menudo están encorvados para ayudar con las pinturas de los dedos, levantar a los niños que se han caído o cargar una carga de libros y suministros del automóvil al aula. El estrés en el cuerpo y la mente puede ser difícil. Levantar y girar durante el día puede provocar dolor de espalda. Ser responsable de una habitación llena de niños que prefieren jugar con sus teléfonos antes que estudiar historia puede agregar estrés adicional.

Las investigaciones muestran que el dolor lumbar es un problema común para los maestros. Ya sea que tengan que terminar una pelea por marcadores o recoger los restos de un proyecto de manualidades después de la clase, el día puede terminar con dolor y molestias.

Enfoque proactivo de la salud

Ahora es el momento perfecto para comenzar las visitas regulares al quiropráctico. Los maestros juegan un papel importante en la comunidad al establecer la base educativa para los niños. También son modelos a seguir, por lo que cuidar su salud puede ayudar a establecer estándares para los residentes más impresionables de la comunidad. Aunque es fácil ocupar su horario ayudando a otros y centrándose en la educación, no se debe descuidar la salud de un maestro.

Al adoptar un enfoque proactivo de la salud, puede mejorar la función física y mental antes de que comience otro año escolar. El cuidado quiropráctico puede reducir el dolor, disminuir el estrés y mejorar la postura. Los beneficios de ver a un quiropráctico son a largo plazo y pueden cambiar la vida. Imagínese estar en su mejor momento todos los días.

Por qué los profesores necesitan quiroprácticos

Es fácil ponerse en último lugar e ignorar el dolor de espalda u otros problemas. Sin embargo, los profesores deben tomar el control de su salud. ¿Cómo pueden los maestros esperar que los estudiantes se preocupen por su propia salud y nutrición sin darles un buen ejemplo del que aprender?

Los quiroprácticos pueden ayudar a los maestros al aliviar el dolor que puede ser una distracción en el aula. Cuando los dolores desaparecen, es más fácil concentrarse en hacer que los problemas de matemáticas sean emocionantes para los estudiantes. Sí, utilicé «matemáticas» y «emocionante» en la misma oración. Además, la atención quiropráctica de rutina puede mejorar la respuesta y el tiempo de reacción. Imagínese atrapar esos aviones de papel en pleno vuelo antes de que lleguen al escritorio de otro estudiante; ¡los niños pensarán que eres increíble!

Además, la atención quiropráctica regular puede mejorar la calidad de su vida y sus relaciones. Cuando te sientes mejor físicamente, muchas fichas de dominó comienzan a caer en tu camino. Debido a que se verá y se sentirá mejor, también se comunicará de manera más eficaz y tomará mejores decisiones.

Incluso si no eres profesor, considera visitar The Joint Chiropractic. Los beneficios para la salud a largo plazo de ver a un quiropráctico valen la pena.