Vertebra y medula espinal

Vértebras cervicales

La columna vertebral se extiende desde el cráneo hasta la pelvis y está formada por 33 huesos individuales denominados vértebras. Las vértebras se apilan unas sobre otras agrupadas en cuatro regiones:
La columna cervical se divide a su vez en dos partes: la región cervical superior (C1 y C2) y la región cervical inferior (C3 a C7). La C1 se denomina Atlas y la C2 Eje. El occipucio (CO), también conocido como hueso occipital, es un hueso plano que forma la parte posterior de la cabeza.
El Atlas es la primera vértebra cervical y por ello se abrevia C1. Esta vértebra sostiene el cráneo. Su aspecto es diferente al de las demás vértebras de la columna vertebral. El atlas es un anillo de hueso formado por dos masas laterales unidas por delante y por detrás por el arco anterior y el arco posterior.
El Axis es la segunda vértebra cervical o C2. Es una apófisis roma en forma de diente que se proyecta hacia arriba. También se le conoce como “Dens” (diente en latín) o apófisis odontoide. La densa proporciona una especie de pivote y cuello que permite a la cabeza y al atlas girar alrededor de la densa.

Partes de la médula espinal

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Médula espinal” – noticias – periódicos – libros – scholar – JSTOR (enero de 2012) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
La médula espinal es una estructura tubular larga y delgada, formada por tejido nervioso, que se extiende desde la médula oblonga en el tronco cerebral hasta la región lumbar de la columna vertebral. Encierra el canal central de la médula espinal, que contiene líquido cefalorraquídeo. El cerebro y la médula espinal forman juntos el sistema nervioso central (SNC). En los seres humanos, la médula espinal comienza en el hueso occipital, pasando por el foramen magnum y entrando en el canal espinal al principio de las vértebras cervicales. La médula espinal se extiende hasta entre la primera y la segunda vértebra lumbar, donde termina. La columna vertebral ósea que la rodea protege la médula espinal, que es relativamente más corta. Mide unos 45 cm en los hombres y unos 43 cm en las mujeres. El diámetro de la médula espinal oscila entre 13 mm (1⁄2 pulg.) en las regiones cervical y lumbar y 6,4 mm (1⁄4 pulg.) en la zona torácica.

Vértebras

La columna vertebral, más comúnmente llamada espina dorsal, está formada principalmente por vértebras, discos y la médula espinal. Actuando como un conducto de comunicación para el cerebro, las señales se transmiten y reciben a través de la médula espinal.
Cuando se produce una lesión en la médula espinal, el flujo de información desde ese punto hacia abajo se detiene. Esta interrupción de las instrucciones a los brazos, las piernas y otras partes del cuerpo impide al individuo moverse, a veces respirar, y obstruye o detiene cualquier sentido de la sensibilidad o el tacto.
La médula espinal es un haz de células nerviosas y fibras enrolladas que se extiende desde el tronco cerebral hasta la parte baja de la espalda. La médula está protegida por una especie de túnel óseo formado por vértebras que están separadas por unas membranas llamadas discos. El cerebro envía señales eléctricas a través de la médula espinal, dando instrucciones a las piernas, los brazos y otras zonas del cuerpo.
La médula espinal cervical está dividida en ocho niveles. Cada nivel contribuye a diferentes funciones en el cuello y los brazos. Las sensaciones del cuerpo se transportan de forma similar desde la piel y otras zonas del cuerpo desde el cuello, los hombros y los brazos hasta el cerebro.

Médula espinal y costillas

La sección principal de este artículo puede ser demasiado corta para resumir adecuadamente los puntos clave. Por favor, considere la posibilidad de ampliar el lead para proporcionar una visión general accesible de todos los aspectos importantes del artículo. (Septiembre de 2019)
La columna vertebral, también conocida como espina dorsal o columna vertebral, forma parte del esqueleto axial. La columna vertebral es la característica que define a un vertebrado en el que la notocorda (una varilla flexible de composición uniforme) que se encuentra en todos los cordados ha sido sustituida por una serie segmentada de huesos: vértebras separadas por discos intervertebrales[1] La columna vertebral alberga el canal espinal, una cavidad que encierra y protege la médula espinal.
El número de vértebras de una región puede variar, pero en general el número es el mismo. En la columna vertebral de un ser humano hay normalmente treinta y tres vértebras[3] Las 24 vértebras pre-sacras superiores son articuladas y están separadas entre sí por discos intervertebrales, y las nueve inferiores están fusionadas en los adultos, cinco en el sacro y cuatro en el cóccix, o coxis. Las vértebras articuladas se denominan según su región de la columna vertebral. Hay siete vértebras cervicales, doce torácicas y cinco lumbares. Sin embargo, el número de las de la región cervical sólo varía en raras ocasiones,[4] mientras que el de la región coccígea es el que más varía[5]. Un estudio realizado sobre 908 adultos humanos encontró 43 individuos con 23 vértebras presacras (4,7%), 826 individuos con 24 vértebras presacras (91%) y 39 con 25 vértebras presacras (4,3%)[6].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad