Vertebra dorsal o toracica

Significado de la columna dorsal

Vértebras torácicasPosición de las vértebras torácicas (mostradas en rojo). En el ser humano, las vértebras torácicas constan de 12 huesos. De arriba a abajo, T1, T2, …, T12.Una vértebra torácica típica, vista desde el lado lateral.DetallesIdentificadoresLatinvertebrae thoracicaeMeSHD013904TA98A02.2.03.001TA21058, 1059FMA9139Términos anatómicos del hueso[editar en Wikidata]
En los vertebrados, las vértebras torácicas componen el segmento medio de la columna vertebral, entre las vértebras cervicales y las lumbares[1] En el ser humano hay doce vértebras torácicas y tienen un tamaño intermedio entre las cervicales y las lumbares; aumentan de tamaño yendo hacia las lumbares, siendo las inferiores mucho más grandes que las superiores. Se distinguen por la presencia de facetas en los lados de los cuerpos para la articulación con las cabezas de las costillas, así como de facetas en las apófisis transversas de todas, excepto la undécima y la duodécima, para la articulación con los tubérculos de las costillas. Por convención, las vértebras torácicas humanas se numeran de la T1 a la T12, con la primera (T1) situada más cerca del cráneo y las demás bajando por la columna hacia la región lumbar.

Columna dorsal lumbar

La columna vertebral está formada por 33 huesos individuales apilados uno encima de otro. Esta columna vertebral constituye el principal soporte del cuerpo, permitiéndole mantenerse erguido, doblarse y girar, al tiempo que protege la médula espinal de las lesiones. Unos músculos y huesos fuertes, unos tendones y ligamentos flexibles y unos nervios sensibles contribuyen a una columna vertebral sana. Sin embargo, cualquiera de estas estructuras afectadas por una tensión, una lesión o una enfermedad puede causar dolor.
Vista de lado, la columna vertebral de un adulto tiene una curva natural en forma de S. Las regiones del cuello (cervical) y la espalda baja (lumbar) tienen una ligera curva cóncava, y las regiones torácica y sacra tienen una suave curva convexa (Fig. 1). Las curvas funcionan como un muelle enrollado para absorber los golpes, mantener el equilibrio y permitir la amplitud de movimiento en toda la columna vertebral.
Los músculos abdominales y de la espalda mantienen las curvas naturales de la columna vertebral. Una buena postura implica entrenar el cuerpo para estar de pie, caminar, sentarse y tumbarse de manera que la columna vertebral sufra la menor tensión posible durante el movimiento o las actividades en las que se soporta el peso (véase Postura). El exceso de peso corporal, la debilidad de los músculos y otras fuerzas pueden afectar a la alineación de la columna vertebral:

Vértebras lumbares

La columna torácica es la parte central de la columna vertebral, también llamada columna dorsal, que va desde la base del cuello hasta la parte inferior de la caja torácica. La columna torácica proporciona la flexibilidad que mantiene el cuerpo erguido y protege los órganos del tórax.
La columna vertebral está formada por 24 huesos vertebrales, llamados vértebras, de los cuales, la región torácica de la columna está formada por 12 vértebras (T1-T12). Las vértebras se alinean unas sobre otras para formar la médula espinal que da la postura a nuestro cuerpo. Las diferentes partes de la columna torácica incluyen hueso y articulaciones, nervios, tejidos conectivos, músculos y segmento vertebral.
Cada vértebra está formada por un hueso redondo llamado cuerpo vertebral. El anillo óseo protector se une a cada cuerpo vertebral y rodea la médula espinal y forma el canal espinal. El anillo óseo se forma cuando dos huesos pediculares se unen a dos huesos laminares que se conectan directamente a la parte posterior del cuerpo vertebral. Estos huesos laminares forman el borde exterior del anillo óseo. Cuando las vértebras se colocan unas encima de otras, el anillo óseo forma un tubo hueco que rodea la médula espinal y los nervios y proporciona protección al tejido nervioso.

Diagrama de la columna dorsal

Vértebras torácicasPosición de las vértebras torácicas (en rojo). En el ser humano, las vértebras torácicas constan de 12 huesos. De arriba a abajo, T1, T2, …, T12.Una vértebra torácica típica, vista desde el lado lateral.DetallesIdentificadoresLatinvertebrae thoracicaeMeSHD013904TA98A02.2.03.001TA21058, 1059FMA9139Términos anatómicos del hueso[editar en Wikidata]
En los vertebrados, las vértebras torácicas componen el segmento medio de la columna vertebral, entre las vértebras cervicales y las lumbares[1] En el ser humano hay doce vértebras torácicas y tienen un tamaño intermedio entre las cervicales y las lumbares; aumentan de tamaño yendo hacia las lumbares, siendo las inferiores mucho más grandes que las superiores. Se distinguen por la presencia de facetas en los lados de los cuerpos para la articulación con las cabezas de las costillas, así como de facetas en las apófisis transversas de todas, excepto la undécima y la duodécima, para la articulación con los tubérculos de las costillas. Por convención, las vértebras torácicas humanas se numeran de la T1 a la T12, con la primera (T1) situada más cerca del cráneo y las demás bajando por la columna hacia la región lumbar.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad