Palpacion de la columna vertebral

Palpación de la columna lumbar

Nota: Este es el sexto artículo del blog de una serie de 14 artículos sobre Evaluación/Diagnóstico de las afecciones musculoesqueléticas del cuello (columna cervical). Vea a continuación los demás artículos de esta serie.
La palpación de los puntos de referencia óseos puede ser importante para determinar la estructura esquelética subyacente que, de otro modo, sólo podría verse en las imágenes radiográficas. En el cuello, es importante palpar las apófisis espinosas para evaluar el grado de la curva lordótica cervical del cliente. Debido a las posturas crónicas y a los traumas físicos, la curva lordótica normal suele disminuir, perderse o incluso a veces invertirse. Las apófisis espinosas de C2 y C7 se palpan fácilmente con el cliente en posición supina. Sin embargo, cuando la curva cervical normal está presente, a menudo es difícil palpar las apófisis espinosas de C3 a C6 (Fig. 4A). Si las apófisis espinosas de C3 a C6 pueden palparse fácilmente, esto indica una curva cervical disminuida (Fig. 4B).
Figura 4. Palpación en decúbito supino de las apófisis espinosas del cuello. (A) Las apófisis espinosas de C3 a C6 son difíciles de palpar debido a la curva lordótica normal del cuello. (B) Todas las apófisis espinosas cervicales son fácilmente palpables porque la curva del cuello del cliente está disminuida (hipolordotica). Cortesía de Joseph E. Muscolino.

Palpación de la columna cervical

“La palpación estática de la columna vertebral y de la pared torácica posterior suele realizarse con el paciente en posición prona. Durante la evaluación, hay que situarse a un lado del paciente y acomodarse a él doblando las rodillas, las caderas y la cintura. La palpación suele comenzar con una evaluación de la temperatura y la sensibilidad superficiales, seguida de la evaluación de la consistencia y la movilidad de la capa dérmica y la capa muscular. La palpación de los puntos de referencia óseos incorpora una evaluación del contorno, la sensibilidad y la alineación de las apófisis espinosas, las apófisis transversas, los ángulos costales, el espacio interespinoso y el espacio intercostal. La sensibilidad y la alineación de las apófisis espinosas, los espacios interespinosos y las apófisis transversas se evalúan con contactos unilaterales o bilaterales de la yema del dedo”.
ReferenciasDescargar referenciasAgradecimientosQueremos dar las gracias a las quiroprácticos Sasha Aspinall y Laura Maurice por aceptar ser calificadoras, y a Amanda Meyer como examinadora 3. Gracias a los quiroprácticos que colaboraron en el estudio Delphi aportando comentarios anónimos. A los participantes que cedieron su tiempo para participar en el estudio.

Comentarios

Muchos de ustedes se habrán encontrado con clientes con dolor en la parte superior de la espalda, la columna torácica. A veces se presenta sólo en el tórax, pero a menudo va acompañado de síntomas en el cuello o la columna lumbar. Los síntomas van desde la sensación de rigidez hasta el dolor muscular quemante, dolor que a menudo se asocia a la retención de posturas estáticas. La evaluación de la región que une las cervicales y las lumbares es crucial y, sin embargo, muchos terapeutas la pasan por alto.
Los veintiséis consejos de evaluación que se ofrecen aquí incluyen la identificación sencilla de puntos de referencia óseos, la palpación y las pruebas de amplitud de movimiento (ROM) con las que puede estar familiarizado, pero también incluye formas únicas de comprobar la rigidez torácica, la excursión de las costillas y algunas pruebas rápidas para ayudarle a evaluar la longitud de los músculos. Se recomienda un enfoque sistemático de la evaluación, pero no es necesario utilizar todas estas evaluaciones con cada cliente.
Estas son evaluaciones seguras para la mayoría de las personas con síntomas torácicos. Sin embargo, como terapeuta en activo, sin duda podrá determinar por sí mismo su idoneidad. Por ejemplo, la prueba de Adam para la escoliosis requiere que el sujeto se incline, flexionando la cintura. No desearía que alguien con problemas en la columna lumbar hiciera esto, ni tampoco alguien que experimenta mareos en esa posición. Del mismo modo, no se desea “mecer” vértebras individuales para evaluar su movilidad en un sujeto con osteoporosis o artritis reumatoide. Se trata de contraindicaciones de sentido común, que probablemente conozca. No obstante, en los casos en que es necesario tener una precaución especial, se indica en el texto.

Cómo palpar la apófisis transversa

La palpación es la herramienta de diagnóstico más utilizada en la atención quiropráctica y es la piedra angular de la práctica clínica de la mayoría de los médicos. Es un método manual y no invasivo para determinar dónde tiene el paciente problemas estructurales o funcionales en el cuerpo.
Durante la palpación, los quiroprácticos utilizan sus manos y un conocimiento detallado de la anatomía para sentir eficazmente lo que ocurre en la columna vertebral y sus estructuras de apoyo, como los músculos, los tendones y los ligamentos. Mientras su quiropráctico palpa su columna vertebral, buscará subluxaciones en sus vértebras, que son desalineaciones que pueden estar causando presión en los nervios de la columna, u otras anormalidades que pueden estar causando problemas en su sistema musculoesquelético.
Existen esencialmente dos formas de palpación: la estática y la de movimiento. Como su nombre indica, en la palpación estática el paciente permanece quieto mientras el quiropráctico palpa la columna vertebral y los tejidos para identificar cualquier vértebra desalineada, discos que sobresalen y áreas de dolor o inflamación. Sin embargo, en la palpación en movimiento, las articulaciones del paciente se movilizan, se doblan y se flexionan bajo la mirada y la mano expertas del quiropráctico. El quiropráctico moverá varias articulaciones en diferentes planos, observando la amplitud de movimiento del paciente y dónde puede “bloquearse” una articulación. También medirá la flexibilidad, la fuerza muscular, la rigidez, los reflejos y la función neurológica general del paciente.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad