Columna vertebral de los animales vertebrados

Características de los vertebrados

Los vertebrados son miembros del subfilo Vertebrata, bajo el filo Chordata y bajo el reino Animalia. Los animales que poseen simetría bilateral pueden dividirse en dos grupos, los protóstomos y los deuteróstomos, en función de sus patrones de desarrollo embrionario. Los deuteróstomos, cuyo nombre se traduce como “segunda boca”, constan de dos filos: Chordata y Echinodermata. Los equinodermos son animales marinos invertebrados con simetría pentaradial y una cubierta corporal espinosa; el filo incluye las estrellas de mar, los erizos de mar y los pepinos de mar. El filo Chordata contiene dos grupos de cordados invertebrados, pero los miembros más conspicuos y familiares de Chordata son los vertebrados.
Como cordados, todos los vertebrados tienen una anatomía y morfología similares, con las mismas características que los califican: una notocorda, un cordón nervioso hueco dorsal, hendiduras faríngeas y una cola postanal. Sin embargo, el subfilo Vertebrata se distingue del filo Chordata por el desarrollo de la notocorda en una columna vertebral ósea. Los vertebrados incluyen a los anfibios, reptiles, mamíferos y aves, así como a los peces sin mandíbula, los peces óseos, los tiburones y las rayas.

Animales sin columna vertebral

Los vertebrados (/ˈvɜːrtɪbrəts/) comprenden todas las especies de animales del subfilo Vertebrata (/vɜːrtɪˈbreɪtə/) (cordados con columna vertebral). Los vertebrados representan la inmensa mayoría del filo Chordata, con unas 69.963 especies descritas en la actualidad[4] Los vertebrados comprenden grupos como los siguientes:
Los vertebrados existentes varían en tamaño desde la especie de rana Paedophryne amauensis, con tan sólo 7,7 mm (0,30 pulgadas), hasta la ballena azul, con hasta 33 m (108 pies). Los vertebrados representan menos del cinco por ciento de todas las especies animales descritas; el resto son invertebrados, que carecen de columna vertebral.
Entre los vertebrados se incluye tradicionalmente a los mixinos, que no tienen vértebras propiamente dichas debido a su pérdida en la evolución,[5] aunque sus parientes vivos más cercanos, las lampreas, sí las tienen[6]. Por esta razón, el subfilo de vertebrados se denomina a veces “Craniata” cuando se habla de morfología. Los análisis moleculares realizados desde 1992 sugieren que las pintarrojas están estrechamente relacionadas con las lampreas,[7] por lo que también son vertebrados en sentido monofilético. Otros los consideran un grupo hermano de vertebrados en el taxón común de los craniata[8].

Mamíferos

Un tropo popular de la ciencia ficción es un mundo en el que gobiernan criaturas con planes corporales inusuales. Desde los marcianos octopoides de La guerra de los mundos hasta los “bichos” gigantes de Starship Troopers, la idea de que una raza de criaturas sin espinas pueda suponer una amenaza real para la humanidad tiene un atractivo espeluznante. Es discutible si somos o no los organismos “dominantes” de la Tierra. Pero somos vertebrados, al igual que la mayoría de los grandes y carismáticos animales que caminan, nadan y vuelan. Es natural que nos sintamos atraídos por lo que Henry Gee, editor jefe de Nature, llama “nuestro propio rincón de la creación”. La columna vertebral es sin duda una innovación útil, ya que proporciona apoyo al cuerpo y una valiosa protección a la médula espinal. El hecho de que nuestro cuerpo esté sostenido por un esqueleto interno, en lugar de uno externo, también permite una mayor amplitud de movimientos, y significa que los vertebrados pueden crecer hasta un tamaño mucho mayor que el de cualquier invertebrado.Pero teniendo en cuenta que más del 90% de los animales se las arreglan perfectamente sin columna vertebral, no es obvio por qué surgió esta novedad en primer lugar. ¿Cómo surgió la columna vertebral de un mundo sin espinas?

Clasificación de los vertebrados

Los vertebrados (/ˈvɜːrtɪbrəts/) comprenden todas las especies de animales del subfilo Vertebrata (/vɜːrtɪˈbreɪtə/) (cordados con columna vertebral). Los vertebrados representan la inmensa mayoría del filo Chordata, con unas 69.963 especies descritas en la actualidad[4] Los vertebrados comprenden grupos como los siguientes:
Los vertebrados existentes varían en tamaño desde la especie de rana Paedophryne amauensis, con tan sólo 7,7 mm (0,30 pulgadas), hasta la ballena azul, con hasta 33 m (108 pies). Los vertebrados representan menos del cinco por ciento de todas las especies animales descritas; el resto son invertebrados, que carecen de columna vertebral.
Entre los vertebrados se incluye tradicionalmente a los mixinos, que no tienen vértebras propiamente dichas debido a su pérdida en la evolución,[5] aunque sus parientes vivos más cercanos, las lampreas, sí las tienen[6]. Por esta razón, el subfilo de vertebrados se denomina a veces “Craniata” cuando se habla de morfología. Los análisis moleculares realizados desde 1992 sugieren que las pintarrojas están estrechamente relacionadas con las lampreas,[7] por lo que también son vertebrados en sentido monofilético. Otros los consideran un grupo hermano de vertebrados en el taxón común de los craniata[8].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad