Istmo de la vertebra

Espondilolistesis ístmica vs degenerativa

La espondilolistesis se produce cuando una vértebra lumbar se desliza hacia delante en relación con la vértebra adyacente. En el idioma griego, el término espondilolistesis significa vértebra deslizada. El arco neural (lámina) y las articulaciones facetarias emparejadas son estructuras anatómicas que impiden el deslizamiento de las vértebras (Fig. 1).
Una vértebra puede deslizarse tras el desarrollo de una fractura por estrés a través del arco neural. El defecto de la lámina separa la parte posterior de la vértebra de la parte restante; el cuerpo vertebral y el disco. La función estabilizadora de las articulaciones facetarias emparejadas se pierde y el cuerpo vertebral se desliza hacia delante. La fractura laminar por estrés (en griego llamada espondilolisis) se produce en una región específica de la lámina llamada pars interarticularis o istmo. De ahí que la afección se denomine espondilolistesis ístmica (Fig. 2).
En algunos casos, la fractura por estrés se produce en la primera infancia y a los seis años ya se ha desarrollado la espondilolisis. La incidencia de esto se encuentra en alrededor del 4,4% de la población. En muchos casos, la fractura por estrés no causa ningún síntoma o molestia y pasa desapercibida.

Síntomas de la espondilolistesis ístmica

En el plano transversal, se encuentra entre la lámina y el pedículo. En otras palabras, en la vista axial, es la masa ósea entre las facetas que está anterior a la lámina y posterior al pedículo. Es anormal en la espondilolisis, ya sea por fractura o de forma congénita[1] Las fracturas bilaterales de la pars C2 se conocen como una variante de la fractura del ahorcado.
En una radiografía oblicua anterior de la columna lumbar, la pars es el cuello del perro escocés imaginario; el ojo del perro escocés es el pedículo,[2] sus patas traseras la apófisis espinosa, su nariz la apófisis transversa, su oreja la faceta articular superior y sus patas delanteras la faceta articular inferior[3].
Se sabe que las fracturas por estrés de la pars interarticularis están asociadas a la práctica de deportes como el voleibol, aunque el mecanismo no está muy claro[4] Los pacientes con espina bífida oculta tienen un mayor riesgo de sufrir espondilolisis[5].

Defecto de la pars

Se tomaron medidas directas con calibradores digitales y un goniómetro en 30 espinas lumbares desecadas. La evaluación anatómica se centró en el istmo lumbar y sus estructuras relacionadas, el pedículo del istmo y las facetas superior e inferior. Se determinaron siete parámetros lineales y cuatro angulares del istmo lumbar.
La longitud del borde superior del istmo aumentó gradualmente de L2 a L5 (de 8,22 +/- 1,43 mm en L2 a 10,44 +/- 1,90 mm en L5), y la de su borde inferior disminuyó progresivamente de L2 a L5 (de 8,67 +/- 1,76 mm en L2 a 6,34 +/- 1,74 mm en L5). El diámetro superoinferior del istmo disminuyó de L3 a L5 (de 13,87 +/- 1,77 mm en L3 a 13,26 +/- 2,49 mm en L5). El borde superior del istmo era el más delgado en L4 (1,62 +/- 0,58 mm), y su grosor aumentaba en sentido inferior de L1 a L5 (de 6,71 +/- 1,47 mm en L1 a 7,76 +/- 1,08 mm en L5). La inclinación medial y caudal del istmo con respecto al pedículo aumentó gradualmente de L1 a L5 (de 112,3 grados +/- 13,8 grados en L1 a 119,2 grados +/- 11,2 grados en la inclinación medial de L5 y de 132,5 grados +/- 8,8 grados en L2 a 139,0 grados +/- 12,1 grados en la inclinación caudal de L5, respectivamente). Las dimensiones del istmo lumbar estaban positivamente correlacionadas con las dimensiones del pedículo y las orientaciones de las facetas.

Espondilolisis ístmica

La fractura de la pars se produce cuando se rompe la pars interarticularis ósea. Este tipo de fractura vertebral provoca una espondilolistesis, es decir, un deslizamiento hacia delante de un cuerpo vertebral sobre el que está debajo. Este artículo educativo explica e ilustra la anatomía de la zona lumbar implicada, y describe las causas, el diagnóstico y la curación de estas afecciones lumbares relacionadas.
Las articulaciones facetarias son las articulaciones emparejadas de la parte posterior de la columna vertebral. Comprenden dos de las tres regiones donde se unen las dos vértebras (el disco es la otra conexión que se encuentra en la parte delantera de la columna). Las articulaciones facetarias tienen dos objetivos. Una es simular las “vías del tren” y guiar la columna vertebral sólo en determinadas direcciones. La otra es actuar como un “tope de puerta” para evitar que la vértebra superior se deslice hacia delante sobre la inferior.
Las articulaciones posteriores de la columna vertebral, llamadas articulaciones facetarias, son un potencial generador de dolor. Fuente de la foto: Shutterstock.Las facetas están formadas por definición por dos superficies, una de cada vértebra adyacente. Lo que hace esto más confuso es que cada vértebra tiene cuatro superficies articulares diferentes en la parte posterior, dos por encima, unidas a los pedículos y dos por debajo, unidas por la pars interarticularis que son simétricas (imágenes en espejo).

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad