Los notables poderes curativos de la sandía

Por Sara Butler

Los notables poderes curativos de la sandía

Tengo muy buenos recuerdos de estar sentada en el patio trasero con mi papá en una noche de verano, comer una gran rebanada de sandía, dejar que el jugo gotee por mi barbilla y tener un concurso centrado en quién escupía las semillas más lejos.

Puede que sea mayor (tos) 40 (tos) – pero todavía disfruto sentarme con una gran rebanada de sandía en un caluroso día de verano, quizás incluso más ahora que siento los primeros signos de artritis en mis pobres rodillas después de un entrenamiento particularmente duro. Ah, y porque también tengo mis propios hijos; No puedo olvidar a los niños, aunque por mi vida no puedo recordar dónde los dejó mi yo de 40 años, ni mis llaves.

¿Qué tiene que ver la sandía con tus articulaciones? Las investigaciones han demostrado que la sandía, además de tener un excelente sabor y ser hidratante, tiene una serie de beneficios para las articulaciones y los músculos adoloridos. Entonces, toma una servilleta para limpiarte la barbilla y ¡aprendamos todo sobre los poderes curativos de la sandía!

Ayuda con los músculos rígidos y adoloridos

Sería difícil encontrar a alguien que no se haya despertado tan dolorido por la mañana después de un entrenamiento del día anterior y se haya preguntado si una banda de ninjas rebelde se coló en su habitación y los golpeó. Resulta que si quieres derrotar a esos ninjas rebeldes, no necesitas nunchucks, estrellas arrojadizas o reflejos felinos, simplemente necesitas sandía.

La sandía contiene un aminoácido llamado citrulina, que ayuda a aumentar la circulación y reduce la acumulación de ácido láctico, lo que puede ayudar a reducir el dolor muscular después del ejercicio. En un estudio realizado en España, los atletas que recibieron jugo de sandía redujeron el dolor muscular y experimentaron una recuperación más rápida que los que recibieron un placebo. Una experiencia mucho mejor que luchar contra ninjas, sospecho.

Propiedades anti-inflamatorias

Las sandías pueden estar compuestas principalmente de agua, pero también contienen muchos nutrientes, como vitamina A, vitamina B6, vitamina C y licopeno, sin mencionar una gran cantidad de aminoácidos y antioxidantes que son excelentes para su salud. .

El licopeno en la sandía tiene propiedades antiinflamatorias, que ayudan a mejorar su salud en general y ayudan a calmar sus articulaciones y músculos adoloridos. Dejando de lado el dolor muscular, quizás uno de los descubrimientos más emocionantes sobre el licopeno en la sandía es que también puede ayudar a reducir el riesgo de ataque cardíaco y ciertos tipos de cáncer.

El vínculo con la artritis reumatoide

Es bien sabido a estas alturas que su dieta tiene un gran impacto en su salud en general, pero no simplemente por el papel que desempeña en el control del peso y la reducción de sus posibilidades de desarrollar ciertas enfermedades crónicas. Para las personas que luchan contra la artritis reumatoide, una enfermedad autoinmune, la sandía puede resultar un aliado importante para aliviar el dolor.

Los estudios han demostrado que una alta concentración de carotenoide beta-criptoxantina (¡digamos que ayunar tres veces!) En la sandía puede ayudar a reducir el riesgo de experimentar un brote en las personas con la enfermedad.

El Día Nacional de la Sandía es agosto. 3, y hay muchas razones para celebrar esta espectacular y notable fruta. ¡Así que adelante, disfruta de una deliciosa sandía para tu salud y mira hasta dónde puedes escupir esas semillas!