Columna vertebral radiografia normal

Retroalimentación

Los rayos X utilizan haces invisibles de energía electromagnética para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una película. Las radiografías estándar se realizan por muchas razones. Entre ellas, el diagnóstico de tumores o lesiones óseas.
Los rayos X se realizan utilizando radiación externa para producir imágenes del cuerpo, sus órganos y otras estructuras internas con fines de diagnóstico. Los rayos X atraviesan los tejidos corporales en placas especialmente tratadas (similares a la película de una cámara) y se obtiene una imagen de tipo “negativo” (cuanto más sólida es una estructura, más blanca aparece en la película). En lugar de la película, las radiografías se hacen ahora normalmente utilizando ordenadores y medios digitales.
Cuando el cuerpo se somete a los rayos X, las diferentes partes del cuerpo permiten que pasen cantidades variables de los haces de rayos X. Las imágenes se realizan en grados de luz y oscuridad. Depende de la cantidad de rayos X que penetren en los tejidos. Los tejidos blandos del cuerpo (como la sangre, la piel, la grasa y los músculos) dejan pasar la mayor parte de los rayos X y aparecen de color gris oscuro en la película. Un hueso o un tumor, que son más densos que los tejidos blandos, dejan pasar pocos rayos X y aparecen de color blanco en la radiografía. En una rotura de un hueso, el haz de rayos X pasa a través de la zona rota. Aparece como una línea oscura en el hueso blanco.

Resonancia magnética de la columna cervical normal

Chris Partyka. Interpretación de las radiografías de la columna cervical, Don’t Forget the Bubbles, 2017. Disponible en: https://doi.org/10.31440/DFTB.13656The El ABC de la columna cervical proporciona una mnemotecnia útil para guiar la evaluación sistemática de estas radiografías. Recuerde; se requieren las tres vistas (lateral, AP y odontoide/vista de boca abierta) para un estudio adecuado.
Si te ha gustado este post, por qué no echas un vistazo a nuestros cursos online en DFTB DigitalAcerca de Chris PartykaEl Dr. Chris Partyka es un estudiante avanzado de Medicina de Urgencias que trabaja en el Hospital de Liverpool, NSW. Chris es uno de los pocos médicos de urgencias con acento australiano. Tiene un gran interés en la educación médica, los ultrasonidos y el café. También es autor del blog thebluntdissection y trata de ser más inteligente que sus pacientes pediátricos con un buen conocimiento de los dibujos animados.View all posts by Chris Partyka
El Dr. Chris Partyka es un estudiante avanzado de medicina de urgencias que trabaja en el Hospital de Liverpool, Nueva Gales del Sur. Chris es uno de los pocos médicos de urgencias con acento australiano. Tiene un gran interés en la educación médica, los ultrasonidos y el café. También es autor del blog thebluntdissection y trata de ser más inteligente que sus pacientes pediátricos con un buen conocimiento de los dibujos animados.

Vista lateral de la columna vertebral normal

Fig. 5Esquema de medición para la radiografía lateral en bipedestación: anchura del cuerpo vertebral sagital (SBW: verde), altura del cuerpo vertebral sagital (SBH: blanco), anchura del pedículo (PW: naranja), margen posterior del pedículo (PPM: rosa) y anchura foraminal (FW: azul oscuro). La línea negra indica cómo debe delinearse la línea que conecta las articulaciones facetarias para identificar el margen posterior de la anchura del pedículoImagen a tamaño completo
Se encontró una concordancia ICC casi perfecta para PW, PPM, SBW, ABW e IPD (Tabla 2). Las mediciones de PW y PPM disminuyeron gradualmente de craneal a caudalmente para el grupo de pacientes, pero esta tendencia sólo existió para PW en el grupo de control. El ABW y el IPD aumentaron gradualmente de craneal a caudalmente para ambos grupos. Según la concordancia de la CCI, se crearon tres índices radiográficos (dos a partir de radiografías laterales y uno a partir de radiografías AP). Para la radiografía lateral, se calcularon las relaciones SBW:PW y SBW:PPM. Del mismo modo, se calculó la relación ABW:IPD para la radiografía AP (Tabla 3).Tabla 2 Mediciones de las radiografías y análisis de fiabilidadTabla completa

Informe radiológico de la columna cervical

Fig. 13.2 Placas planas de columna lumbar normal. (a) Vista frontal. 1, pedículos; 2, apófisis espinosa; 3, articulación facetaria; 4, apófisis transversa. (b) Vista lateral. 1, pedículos; 2, apófisis espinosa; 3, articulación facetaria; 4, cuerpo vertebral; 5, espacio discal. Obsérvese cómo la altura de los espacios discales aumenta de L1 a L5, con la excepción del espacio discal L5/S1, que normalmente es más estrecho que el anterior.
La apariencia de una columna vertebral normal en la RMN se ilustra en la Fig. 13.3a-c. Tanto en las secuencias ponderadas en T1 como en T2, la señal de las vértebras normales es brillante debido al contenido graso de la médula ósea. La médula vertebral debe tener una señal más alta que la del disco en una secuencia ponderada en T1, de lo contrario podría indicar una sustitución de la médula, por ejemplo, por una enfermedad metastásica (Fig. 13.3d). El disco intervertebral está compuesto por tres partes principales: el anillo fibroso, que rodea el núcleo pulposo central, y las placas terminales cartilaginosas. En una gammagrafía ponderada en T2, el LCR tiene una señal alta y la médula espinal y las raíces nerviosas se ven pasar a los agujeros de salida. La médula espinal se extiende desde la unión cervicomedular en el foramen magnum, y se estrecha inferiormente para convertirse en el cono medular, que debería estar situado no más abajo del borde inferior de L2. Desde el cono medular se extienden hacia abajo las raíces nerviosas lumbares y sacras que forman la cauda equina.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad