Infecciones de la columna vertebral

Infección espinal covid

Las infecciones de la columna vertebral pueden surgir de forma espontánea o como afección secundaria, por ejemplo, después de un procedimiento médico invasivo. Las infecciones de la columna vertebral pueden afectar a diferentes estructuras, como la columna vertebral (huesos de la columna), el espacio del disco intervertebral (las estructuras similares a cojines entre las vértebras) y el canal espinal.
Los síntomas de la infección espinal varían, pero un dolor de espalda constante sin antecedentes de traumatismo es motivo de preocupación. A menudo, hay un retraso en el diagnóstico de una infección espinal debido a la presentación sutil, a que no se toma en serio el dolor y a la ausencia de signos en todo el cuerpo, como la fiebre.
También complica el proceso de diagnóstico el hecho de que los resultados de laboratorio pueden ser engañosos, ya que los recuentos normales de glóbulos blancos son comunes, las radiografías a menudo no muestran anomalías al principio, e incluso las pruebas de diagnóstico más sensibles (por ejemplo, la gammagrafía ósea) pueden no ser positivas durante una semana.
La velocidad de eritrosedimentación elevada es una prueba de detección valiosa. La velocidad de eritrosedimentación es una prueba de laboratorio que mide la velocidad de sedimentación de los glóbulos rojos en un tubo de ensayo. La prueba puede medir la inflamación y/o la infección en el organismo.

El mejor antibiótico para la infección de la columna vertebral

Resumen del temaLas infecciones bacterianas de la columna vertebral son raras, pero pueden incluir la infección de: Las bacterias que infectan la columna vertebral suelen originarse en otras partes del cuerpo y son transportadas a la columna vertebral a través del torrente sanguíneo. Pero las bacterias pueden entrar en la columna vertebral directamente durante la cirugía o los tratamientos con inyecciones, como resultado de una lesión o como resultado del uso de medicamentos por vía intravenosa.
Esta información no sustituye el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, renuncia a cualquier garantía o responsabilidad por su uso de esta información. El uso de esta información significa que usted está de acuerdo con los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

¿son contagiosas las infecciones de la columna vertebral?

La obtención de imágenes de la columna vertebral es un aspecto importante del diagnóstico y el tratamiento de un paciente con una posible infección espinal. La pronta caracterización de la presencia y la extensión de la enfermedad, junto con las posibles etiologías infecciosas, es esencial para que el paciente evite un tratamiento tardío o inadecuado que pueda dar lugar a una mayor morbilidad y mortalidad. En este artículo se revisará la fisiopatología, los hallazgos clínicos relevantes, los hallazgos radiográficos comunes y el posible seguimiento de las causas más comunes de infección espinal. El objetivo es discutir un enfoque para integrar los hallazgos de imagen con el cuadro clínico de cada paciente. De este modo, el radiólogo, con una mayor precisión diagnóstica y una mejor comprensión del manejo clínico, puede ofrecer una orientación informada y más relevante al clínico que lo solicita.
La anatomía de la red vascular del cuerpo vertebral del adulto es importante para comprender los patrones típicos de infección dentro de la columna vertebral. La irrigación arterial de cada cuerpo vertebral consiste en arterias segmentarias pareadas que surgen, dependiendo de la ubicación, de las arterias vertebrales, la aorta o las arterias ilíacas. Las arterias segmentarias discurren en el plano ecuatorial alrededor de su respectivo cuerpo vertebral, y a lo largo de su recorrido hacia las apófisis transversas, y dan lugar a múltiples canales anastomóticos extraóseos. De cada arteria segmentaria surgen, dentro de un cuerpo vertebral, dos arterias metafisarias y una única arteria nutricia, ambas con vasos finales en las placas terminales superior e inferior de cada cuerpo vertebral. Las arterias metafisarias también abastecen una red arterial anastomótica intermetafisaria que abarca múltiples niveles de cuerpos vertebrales (Figura 1).1

Síntomas de la infección ósea de la columna vertebral

Las infecciones comunes de la columna vertebral son: la discitis, una infección del espacio discal que es más frecuente en los niños; la osteomielitis, una infección del hueso vertebral; el absceso epidural, una infección en el espacio situado por encima de la duramadre (que cubre la médula espinal y las raíces nerviosas); y las infecciones de heridas posquirúrgicas.
Las infecciones de la columna vertebral pueden provocar una gran variedad de síntomas, como dolor, fiebre, recuentos anormales de células sanguíneas, pérdida de apetito, escalofríos, dolores o enrojecimiento o sensibilidad en el lugar de la incisión. También es posible que una persona con una infección no experimente ningún síntoma.
Ciertos factores de riesgo aumentan la incidencia de las infecciones espinales. Entre ellos se encuentran el tabaquismo, la obesidad, la desnutrición, un sistema inmunitario deprimido, la diabetes, ciertos fármacos y una cirugía reciente de las vías urinarias.
Su médico evaluará su historial médico y le hará un examen. También puede prescribirle los análisis de sangre adecuados y la obtención de imágenes de la columna vertebral para ayudar a confirmar el diagnóstico. En algunos casos, la resonancia magnética (RM) es útil.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad