Vertebra axis vista superior

Vértebra del atlas

La columna vertebral se extiende desde el cráneo hasta la pelvis y está formada por 33 huesos individuales denominados vértebras. Las vértebras se apilan unas sobre otras agrupadas en cuatro regiones:
La columna cervical se divide a su vez en dos partes: la región cervical superior (C1 y C2) y la región cervical inferior (C3 a C7). La C1 se denomina Atlas y la C2 Eje. El occipucio (CO), también conocido como hueso occipital, es un hueso plano que forma la parte posterior de la cabeza.
El Atlas es la primera vértebra cervical y por ello se abrevia C1. Esta vértebra sostiene el cráneo. Su aspecto es diferente al de las demás vértebras de la columna vertebral. El atlas es un anillo de hueso formado por dos masas laterales unidas por delante y por detrás por el arco anterior y el arco posterior.
El Axis es la segunda vértebra cervical o C2. Es una apófisis roma en forma de diente que se proyecta hacia arriba. También se le conoce como “Dens” (diente en latín) o apófisis odontoide. La densa proporciona una especie de pivote y cuello que permite a la cabeza y al atlas girar alrededor de la densa.

Atlas y vértebras del eje

Vista superior de la vértebra C3.  Las vértebras cervicales C1 (atlas), C2 (axis) y C7 (vértebra prominente) se consideran únicas por sus características distintivas. Las vértebras C3-C6 comparten características similares y se consideran típicas. El cuerpo es pequeño en relación con otras vértebras regionales y se une al arco neural a través de pedículos cortos.  Las masas laterales contienen apófisis articulares superiores e inferiores que se articulan con las vértebras adyacentes.  Las apófisis transversas de las vértebras cervicales son únicas porque contienen forámenes por los que pasan las arterias vertebrales. Las apófisis espinosas, como se muestra, tienden a ser bifurcadas, o bífidas.  El agujero vertebral es grande para dar cabida a la médula espinal cervical.  (Imagen por cortesía de AL Rhoton, Jr.)
El Atlas Neuroquirúrgico depende casi por completo de sus donaciones. No podemos continuar con el Atlas sin una donación significativa de su parte. Por favor, comprométase a realizar una donación anual de al menos 250 dólares para el Atlas.

Retroalimentación

La columna vertebral también se conoce como columna vertebral o espina dorsal ((Figura)). Está formada por una secuencia de vértebras (singular = vértebra), cada una de las cuales está separada y unida por un disco intervertebral. En conjunto, las vértebras y los discos intervertebrales forman la columna vertebral. Es una columna flexible que sostiene la cabeza, el cuello y el cuerpo y permite sus movimientos. También protege la médula espinal, que pasa por la espalda a través de las aberturas de las vértebras.
La columna vertebral del adulto está formada por 24 vértebras, más el sacro y el cóccix. Las vértebras se dividen en tres regiones: vértebras cervicales C1-C7, vértebras torácicas T1-T12 y vértebras lumbares L1-L5. La columna vertebral es curva, con dos curvaturas primarias (curvas torácica y sacrococcígea) y dos curvaturas secundarias (curvas cervical y lumbar).

Proceso odontoide

La columna vertebral del adulto está formada por 24 vértebras, más el sacro y el cóccix. Las vértebras se dividen en tres regiones: vértebras cervicales C1-C7, vértebras torácicas T1-T12 y vértebras lumbares L1-L5. La columna vertebral es curva, con dos curvaturas primarias (curvas torácica y sacrococcígea) y dos curvaturas secundarias (curvas cervical y lumbar).
Un hecho anatómico interesante es que casi todos los mamíferos tienen siete vértebras cervicales, independientemente del tamaño del cuerpo. Esto significa que hay grandes variaciones en el tamaño de las vértebras cervicales, que van desde las muy pequeñas vértebras cervicales de una musaraña hasta las muy alargadas vértebras del cuello de una jirafa. En una jirafa adulta, cada vértebra cervical mide 30 centímetros.
La columna vertebral de un adulto no forma una línea recta, sino que presenta cuatro curvaturas a lo largo de su longitud: cervical, torácica, lumbar y pélvica (sacro/coxis) (véase la figura 6.29). Estas curvaturas aumentan la fuerza, la flexibilidad y la capacidad de absorción de impactos de la columna vertebral. Cuando aumenta la carga de la columna vertebral, por ejemplo, al llevar una mochila pesada, las curvaturas aumentan en profundidad (se vuelven más curvadas) para acomodar el peso adicional. A continuación, se recuperan cuando se retira el peso.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad